ORACIÓN GENERAL DE INICIO

Señor, te encomendamos este edificio y todos los terrenos de la escuela. Padre, que quienes entren en este campus experimenten tu amor de manera profunda y auténtica. (Juan 13:35)

Señor, libera la verdad en esta escuela. Ayude a los alumnos a discernir correctamente la verdad y a no creer en ninguna enseñanza falsa. (Proverbios 23:23)

Pedimos sus bendiciones y protección sobre estas instalaciones. Oramos para que sea un lugar de gran descubrimiento, aventura, creatividad, seguridad y plenitud. Que sea un lugar donde amemos aprender y donde aprendamos a amar. Un lugar donde todos son respetados y todos sean profundamente valorados.

Amén.


ORACIONES POR LOS ESTUDIANTES

Señor, te encomendamos la vida y el bienestar de cada estudiante que ingresa a este edificio. Oramos para que se den cuenta de los dones espirituales que les has asignado de manera única a cada uno de ellos, que valoren sus dones y no tengan envidia de los dones dados a los demás, y que cada estudiante use sus dones para beneficiar a toda la comunidad.

Oramos para que los estudiantes respeten a las autoridades que usted ha puesto sobre ellos y reconozcan que toda autoridad proviene de ustedes. Asimismo, oramos para que llenes la vida de los estudiantes con maestros y asesores confiables que puedan guiarlos hacia ti y tus promesas. (Romanos 13:1-5)

Enséñales a ser amables y desinteresados, y a amar a los que son diferentes a ellos. Que consideren su trabajo escolar un acto de adoración en el sentido de que “todo lo que hagan, sea de palabra o, de hecho, sea hecho en el nombre del Señor Jesús, dando gracias al Padre por medio de Él”. (Col 3:17)

Concede a los estudiantes cristianos sabiduría y audacia para vivir su fe, primero viviendo y amando como lo hizo Jesús, y segundo con sus palabras. (1 Timoteo 4:12)

Amén.


ORACIONES PARA LOS PADRES

Padre, te agradecemos por las madres y los padres piadosos que has regalado a nuestros estudiantes. Te pedimos que bendigas a todos los padres con la fortaleza y el poder para hacer frente a las presiones y exigencias de criar a un hijo. Concédeles sabiduría para criar a sus hijos en un ambiente de amor, gracia, paciencia, respeto y disciplina. Derrama sobre ellos paciencia y persistencia ante las necesidades y problemas de sus hijos. Bendícelos con las cosas que necesitan para llevar a cabo esta responsabilidad rigurosa y exigente. (2 Samuel 22:3; Salmo 18:1)

Te pedimos tu favor para todos los padres mientras trabajan para mantenerte a ti y tus mandamientos al frente de sus familias a pesar de todas las presiones de este mundo. Oramos para que tomen un papel activo en la vida espiritual de sus hijos, protegiendo el tiempo para el culto semanal y poniéndote a ti en el centro de sus hogares. Oramos para que los padres animen a sus hijos con la palabra y el ejemplo.

Le pedimos que concedas buenas relaciones de trabajo entre los padres y maestros, mostrando mutuo respeto y apoyo. (Efesios 6:4)

Elevamos a todos los padres hacia ti ahora y recuérdales que están criando a sus hijos junto contigo, enseñándoles, entrenándolos y equipándolos para manejar cada situación siempre y cuando te mantengan a ti en el centro de sus vidas. Nunca están solos, solo necesitan decir tu nombre y tú los cuidarás. Todo esto te lo pedimos en tu Santo y precioso nombre. Amén.


ORACIONES POR MAESTROS, ENTRENADORES Y DIRECTORES

Dios todopoderoso, venimos a ti hoy y te damos gracias por cada persona que dirige a nuestros estudiantes. Gracias por la forma en que se entregan cada día, sirviendo e instruyendo la siguiente generación.

Padre, por favor, llena sus corazones de valor por medio de tu Espíritu poderoso. Llénalos con tu fortaleza, para que puedan vencer cada desafío y no se cansen. Llénalos con tu sabiduría, para que puedan hacer buen juicio al guiar y ayudar a los demás. Llénalos con tu paz, para que cuando vengan el estrés y la ansiedad, no se sientan abrumados. Llénalos de tu gozo, para que la pasión que tienen por su clase se convierta en una pasión contagiosa para los demás.

Padre, por favor dales a estos líderes tu sabiduría divina. Muéstreles cuándo deben disciplinarse y cuándo pueden mostrar misericordia. Recuérdeles que la gracia suele ser más necesaria cuando menos se la merece. Y, sobre todo, que amen y cuiden a cada estudiante que guíen. Muéstreles cómo servir como Cristo sirve, dar como Cristo da, amar como Cristo ama.

Todo esto te lo pedimos en el maravilloso nombre de Jesús. Amén.


ORACIONES PARA DIRECTORA, FACULTAD Y PERSONAL

Padre, te agradecemos por los miembros del personal de nuestras escuelas que muestran a nuestros estudiantes lo que significa liderar con un corazón de siervo. Oramos por su protección y bendición sobre ellos.
Te pedimos que les muestres diariamente el importante rol que desempeñan en nuestras escuelas, a menudo trabajando entre bastidores para crear un entorno en el que las mentes y los corazones de nuestros estudiantes estén abiertos al aprendizaje y al crecimiento.

Oramos específicamente por cualquiera que esté transportando a nuestros estudiantes, proporcionando alimento a nuestros estudiantes, proporcionando instalaciones limpias o cuidando a nuestros estudiantes en una variedad de otras formas. Derrama tus bendiciones sobre ellos mientras crean un ambiente donde el aprendizaje es posible y cómodo.

También oramos para que el director y los líderes reconozcan la responsabilidad dada por Dios que tienen en la supervisión de los mejores intereses de nuestros estudiantes, maestros y personal. Que caminen en sabiduría, integridad, gracia y verdad. Que se apoyen en ti por sabiduría y discernimiento en cada decisión que tomen, sabiendo que tú y tus caminos siempre son buenos, y siempre trabajas por el bien de todo tu pueblo. Oramos por tu protección sobre ellos y sus familias, y que su servicio sea apreciado y respetado en toda la comunidad. (Proverbios 2:1-11)

Todo esto te lo pedimos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.


ORACIONES PARA LA ADMINISTRACIÓN / JUNTA ESCOLAR

Padre, levantamos a aquellos que sirven como parte de la administración de nuestro distrito e impactan las operaciones de todo nuestro distrito escolar. Oramos por su guía y dirección para llenar sus días. Te pedimos que no se sientan abrumados por las tareas que tienen por delante, sino que se sientan energizados y apasionados por las vidas que están impactando todos los días. Oramos para que se sientan animados y apoyados por nosotros, y que encomienden todo lo que hacen al Señor para que sus planes tengan éxito. (Proverbios 16:3)

Oramos bendiciones para cada miembro de la junta escolar. Padre, que se haga tu voluntad en las reuniones de la junta. Que trabajen juntos por el bien de sus escuelas y comunidades, y que se llenen de tu sabiduría, discernimiento, gracia y guía. Que tengan la mente y el corazón abiertos para escucharse unos a otros y escuchar las necesidades de este sistema escolar, y que se apoyen en ti en cada decisión que tomen. (Romanos 13:1)
En tu Santo nombre oramos. Amén.


BENDICIÓN DE PUERTAS EXTERIORES

Únase a mí mientras bendecimos todas las puertas exteriores que conducen hacia adentro y hacia afuera de este edificio.

Señor, te encomendamos este edificio. Cubre este edificio con la protección que solo tú puedes dar. Te pedimos que coloques uno de tus ángeles en cada puerta para que el mal no pueda entrar, y todos los que pasen por estas puertas se encontrarán con tu Espíritu Santo. Amén.


CLAUSURA

Padre, buscamos tu favor en nuestra comunidad. Gracias, Padre, que traerás abundante paz, seguridad y sanación a nuestra comunidad. Te pedimos que hagas brillar tu luz en los hogares y restaures la integridad de las familias. Señor, coloca un cerco de protección alrededor de los niños y sus familias. Protégelos del mal y ordena a tus ángeles que los guarden en todos sus caminos. Reina sobre nuestra comunidad con tu justicia y tu bondad. Que seas glorificado este año escolar como nunca antes. Amén.

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino, hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánoslo hoy, y perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino y el poder y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.